SIMCE en Inglés: resultados más malos de lo esperado

Desde   que   se  tomó  la   decisión   de   aplicar   una  versión   del  SIMCE  en  inglés,     la  opinión   que  se expresó  en  muchos   sectores es  que  si  bien  era  un   buen paso,   probablemente  los   resultados  no   serían buenos.  La verdad   es  que   ahora  que  los  resultados  son  conocidos  por   todo  el país,  muchos   han   debido   reconocer  que  éstos  han sido  mucho  peor  de  esperado.

Porqué  peor?

1.  Porque  solamente   1  de  cada  10  estudiantes   puede   manejar   el  inglés   de  manera  aceptable  y  eso  nos  deja  como país  en una  situación paupérrima,  si  queremos   tener  profesionales   capaces  de  manejarse  laboralmente  en  inglés,  con un  nivel  de  sofisticación  aceptable  que  les  permita  elaborar  ideas,   escribir  y entenderse  verbalmente  con  personas   de  habla inglesa  o  con personas   de  otros   idiomas,  con quienes   es más   factible  entenderse  en  lo  que hoy   está  reconocida  como la  lengua  universal   del  mundo  de  los negocios.

2.  Porque  el  1   de  cada  10  estudiantes  es  un promedio,  y  como  todo promedio  oculta  la  verdad,  ya que   en  un pequeño  grupito   de   colegios   chilenos  que  representan  una  proporción minúscula  e insignificante,  los  estudiantes   “se defienden”   bien  en  el  uso  del idioma  Inglés,  mientras  en  la inmensa    mayoría  de los colegios  chilenos,   pagados,  municipalizados y  subvencionados  los  estudiantes  no  alcanzan  el   nivel  mínimo  que  les pueda  servir  de base  para poder  seguir  aprendiendo  y menos  para  funcionar  en  el mundo  moderno y  globalizado   de  hoy.

3.  Porque uno  de  los principales   factores  que inciden    en  estos resultados   desastrosos     es que no  hay   suficientes  profesores  de inglés  en  Chile y  los  que  hay, muchos  de ellos  no  son capaces  de  hacer  una  clase  de inglés   en  inglés,   de  A  a Z.    Es decir,  muchos  profesores  de  inglés   en Chile  no hablan  inglés.

Los   estudiantes  que  rindieron  el   Test  fueron más   de  200.000, todos   de  Tercero  Medio,   es decir  estudiantes  que  han  tenido  a lo menos    5  años   de  inglés   como parte  de  su malla  curricular  y  algunos   de ellos  más   de  5  años.   Qué  hicieron   esos  5  años?   Cuál  es  el  nivel  de logro  de  esos   estudiantes  y sobre  todo,  de  esos  profesores?

Es urgente   aplicar  un plan  que  tome  en cuenta  esta  triste  realidad  y   que  analice  el  tema  por  todos  lados:

*  El  tema   de  los  actuales profesores   de  inglés:   no  solamente   en  cuanto a su propia  capacidad  de  hablar  Inglés  sino  también   en términos   del logro  de resultados.  El  entonces   Ministro  Bitar   dijo  alguna   vez   en  visita  a  este  Instituto:   “el  Inglés  no  es  un ramo,  es un idioma”.   Esta   es  una  gran verdad.   Los  estudiantes,   siguiendo   la  filosofía  de enseñanza  imperante  en  Chile  por   décadas,  tienen muchos  ramos  y algunos   de  ellos,  dependiendo  de  la  carrera   que  sigan,  es posible  nunca  más  vean.   Un  estudiante  de  derecho,  más  tarde  abogado,   es posible  que  nunca  tenga  que  recurrir  a la  tabla   periódica  de  elementos   que  aprendió alguna   vez  en  Química,  pero   siempre   tendrá  que  usar  habilidades   tales  como   saber   escribir,  saber  leer,   saber resumir,  saber hablar, etc.   Y  por  eso  es correcto   distinguir  lo  que  puede  ser un ramo  a lo que puede ser un idioma.  El idioma  inglés   debe  estar  en  las mallas  curriculares  porque  debe  ser  una  habilidad  que  los  estudiante   deben   aprehender  y aprender  y   por lo tanto practicar  y por  lo tanto  terminará  el colegio y terminará  la  universidad   y  el Inglés  todavía  va a estar  ahí,  ya sea  como  un  capital  para  aquel  que  lo aprendió   o  como un tremendo obstáculo  para  aquellos  que  no  le  dieron  la  importancia  que  tiene  y  que  por  lo tanto  se conformó  con  sacarse  una  nota  azul  y  olvidarse  del  tema.

Y  así  es  como  la  falta  de  manejo  del idioma inglés  nos  persigue,  nos  pena.   Hay personas  que   postulan  a cargos  respecto de los cuales   quedan eliminados  de inmediato   cuando  queda  en evidencia  que  no manejan  el Inglés.   Hay  profesionales  estancados  en  sus  carreras  por la misma  razón.  Hay  artistas  que  quieren  tener  experiencias  profesionales  en  el extranjero  y no lo pueden hacer,  `por  el mismo  motivo  y  así  hay casos  y  casos  de personas  que  entran  en conciencia  demasiado  tarde  sobre  el tema  y que  tratan  de    aprender,  sin  resultados significativos.  Porque  resulta   una  verdad innegable  el  hecho  que  mientras  más  joven,  es  más  posible  el  aprendizaje,  no  solo  de un idioma,   realmente  de cualquier  disciplina.

*   Después   tenemos  el tema  de la formación  de nuevos  profesores  de inglés.  Están siendo formados   con  la modernidad  que el  desafío  exige?   Pueden  hacer  una  clase  100%  en  inglés?   Pueden motivar a sus  futuros  estudiantes  a  producir   en  el  idioma  inglés.   Creen   en  su misión?

*  Transversal   a estos   dos  puntos  mencionados,   está  el tema  de  la  metodología.   Si  en  décadas  y  décadas  que  se ha enseñado  inglés  en los colegios,  prácticamente nadie  lo maneja,   evidentemente   tenemos   que  revisar  la  metodología  usada.

El Instituto Chileno Norteamericano  hace  un llamado   a todos   a quienes  les  interesa  este  tema,  a un  debate  sobre  el tema  metodológico  y  en   general  en  torno  al  tema de  identificar  cuáles   han sido  los  verdaderos  obstáculos  para  el  logro  de  resultados.   Pero   esto último  debe  darse  en  el marco  de  una  discusión   con altura  de  miras  y  no  como  una larga  queja  sobre temas   tales como  “la  falta de  recursos”,   “las  clases  muy  numerosas”,  “estudiantes  desmotivados”   etc. etc,   ya  que  ese  “ejercicio  de  quejas”   realmente  es  inútil   e  improductivo.  Si  fuera  así,   nunca  un estudiante  de  un colegio  público con  clases  de   40  o más  estudiantes  habría  podido   jamás  aprender  inglés  o  haber  llegado a ser un gran profesional  y  todos  sabemos  que  no  es  así.

La sociedad  debe  ponerse  sus  metas,   debe  analizar  por qué  lo  que  ha hecho antes  no  ha sido productivo  y   debe  mirar  al  futuro  con  un plan  consistente,  realista  y  visionario   al mismo  tiempo.

Autor: Correa Rios, Juan Carlos

 

free joomla template
template JoomSpirit